Hablando de las Muelas del Juicio

muelas del juicio

En mi consulta en LG Dental, tengo la fortuna de contar con pacientes que oscilan entre los 18 y los 25 años de edad, que están pasando de ser adolescentes a adultos jóvenes y, desde el punto de vista biológico y odontológico, se enfrentan a la erupción del tercer molar o muelas del Juicio. Precisamente de la coincidencia entre la erupción de la pieza dental en la boca y del cambio biológico que experimenta el individuo deviene el nombre “Muelas del Juicio” dado que es ese periodo en el que teóricamente el individuo ya tiene más sabiduría. De hecho y siguiendo esta idea se denomina la erupción del tercer molar en diferentes idiomas, por ejemplo, en el latín dens sapientiae (diente de la sabiduría).

En repetidas ocasiones, los pacientes que veo en consulta intentan extraer las cuatro muelas del juicio argumentando que: “esas muelas no sirven para nada” o “me están moviendo los dientes”. A lo cual, respondo que previo a la decisión sobre la extracción de la pieza es necesario estar informado.

“Esas Muelas no sirven para nada…”

Las mandíbulas de nuestros antepasados Homínidos eran más largas debido al esfuerzo que requería la trituración de comidas como la celulosa. Posteriormente con el procesamiento de los alimentos, el ser humano empezó a ingerir una dieta más blanda, ocasionando la reducción de la mandíbula y con ella el espacio para los terceros molares. Sin embargo, la evolución no es razón suficiente para argumentar que “las muelas del juicio no sirven para nada” puesto que, si la mandíbula del paciente tiene espacio para las muelas y que estas mastiquen, no hay argumento válido para concluir que el procedimiento a seguir es la extracción.

Me están moviendo los dientes…”

Aun cuando es un tópico controvertido, el desplazamiento de los dientes como consecuencia hipotética de la erupción de los terceros molares, no se encuentra entre los argumentos que sustentan la extracción de las Muelas del Juicio. En la actualidad, se sabe que de existir algún movimiento por parte de las Muelas del Juicio al momento de la erupción estas lo realizarán hacia el lugar que menos resistencia ofrezca.

¿Cuándo es el momento de sacar las muelas del juicio?

Todo tratamiento es individualizado y debe adaptarse a las particularidades de la boca de cada paciente. Como señal de una posible necesidad de extracción de las Muelas del Juicio debemos tomar en cuenta:

  • Episodios de dolor recurrente.
  • Infecciones repetitivas en los tejidos que bordean el tercer molar.
  • Quistes y tumores.
  • Daño a los dientes contiguos.
  • Caries que impidan restaurar la muela
  • Pérdida del soporte óseo de la muela.

Algunos tratamientos de ortodoncia u otros procesos dentales pueden requerir la extracción de los terceros molares y en todos ellos tu dentista sabrá explicarte los argumentos que demuestran la decisión de la extracción.

Por otra parte, aunque concurran otros problemas que necesiten la atención de tu dentista las mismas no siempre significarán la extracción del tercer molar de manera inminente:

  • Posición incorrecta en las Muelas del juicio: ocasionan empaquetamiento de alimentos lo que puede derivar en carias tanto en el tercer como en el segundo molar
  • Erupción parcial de las Muelas del juicio: la encía que bordea la Muela del Juicio se mantiene irritada por lo que pueden surgir infecciones repetitivas.
  • Muelas del juicio que dan indicios de formación de un quiste.

La cavidad bucal cambia constantemente, por lo que las dos visitas anuales al dentista te anuncian si lo que hoy está estable en tu boca mañana puede convertirse en un problema.

 

Dr. Luis Miguel Sánchez Suárez

Director Médico

L.G. Dental 2005, S.L

Avda. De Las Salinas, 49

San Pedro del Pinatar (Murcia) 30740

Atención: 968 18 66 60 / 696 153 470