Implantes dentales sin metal: qué son y ventajas

Artículo escrito por el Dr. David Carralero Plaza, asociado COE.

Caries, problemas de encías…, a través del tiempo los dientes sufren un deterioro continuo que muchas veces provocan la pérdida de distintas piezas dentales, originando una dentadura disfuncional y una sonrisa llena de complejos. Por esto, la colocación de implantes dentales es uno de los recursos cada vez más utilizados en odontología, con beneficios no solo a nivel estético sino también para la salud oral.

Hasta no hace mucho, los implantes de titanio no tenían alternativa pero, actualmente, la implantología es la disciplina del campo de la odontología, que más se ha desarrollado en estos últimos años. Gracias a estos grandes avances, se logra mejorar considerablemente la calidad de vida de los pacientes.

España es uno de los países de Europa donde más implantes dentales se colocan; dos de cada diez personas de entre 25 y 79 años certifica tener colocado un implante dental. Según las investigaciones más recientes confirman que se colocan entre 1.200.000 y 1.400.000 millones de implantes al año.

Cada vez los pacientes tienen más conciencia de lo que desean: estética y salud; y por ello demandan tratamientos con resultados altamente satisfactorios.

Debido a esta situación ha llegado al mercado una alternativa a los implantes de titanio; implantes realizados con materiales cerámicos, una solución ideal para personas que sufren alergias o sensibilidad hacia los metales.

Estos implantes sin metal, evitan posibles reacciones del organismo y la respuesta inflamatoria de los tejidos blandos es menor, en comparación con los implantes tradicionales. Pero hay que recalcar que ambos se integran perfectamente con el hueso, dando al implante la fijación apropiada.

 

¿Qué ventajas tienen los implantes sin metal?

– Estética: los implantes cerámicos ofrecen un resultado muy natural.

Armonía con los tejidos: No solo se integran perfectamente, sino que este tipo de implantes facilitan una dinámica microcirculatoria en la mucosa similar a la que se produce alrededor de los dientes naturales.

– Menos reacciones: Estos implantes provocan una menor reacción inflamatoria y, al no llevar metal, se evita el desarrollo de problemas asociados como la mucositis periimplantaria o la periimplantitis.

– Menos riesgo de placa: El material con el que se fabrican estos implantes ha demostrado ser un buen aliado contra la placa bacteriana.

Precisión y estabilidad: El diseño de los implantes sin metal hace que sean especialmente resistentes a las fuerzas de tracción y se evite la posibilidad de rotación del pilar dentro del implante.

Todo tipo de implantes: Esta tecnología se puede utilizar para implantes simples, pero también para implantes múltiples.

Aparte de estos beneficios, los implantes sin metal permiten una mayor flexibilidad restauradora en comparación con los implantes cerámicos cementados o de una pieza. Esto se debe al diseño de conexión interna sin cemento de dos piezas, reversible.

Siempre a la vanguardia de los últimos avances en odontología, en Clínica Dental Carralero ya han incorporado a su cartera de tratamientos los implantes sin metal. Una vez más, son pioneros en la aplicación de las más innovadoras técnicas de la mano de los mejores profesionales.

 

Clínica dental Dr. Carralero S.L.U.
C/ Reina, nº 67 – bajo
info@dentalcarralero.com
http://dentalcarralero.com