La influencia de la genética en la diabetes

Las enfermedades que afectan a una mayor parte de la población tienen un componente genético: es el caso de la diabetes. Estas patologías son hereditarias, por lo que conviene estudiar en la familia cuál es el componente genético que se ha heredado.

En muchas ocasiones, es el odontólogo quien detecta los signos de la diabetes, al tratarse del primer especialista accesible para el paciente. Entre los síntomas bucales que pueden hacernos sospechar que estamos ante un caso de diabetes están:

  • Problemas periodontales.
  • Encías sangrantes.
  • Aliento cetónico.
  • Fisuras linguales.
  • Problemas de cicatrización.

Una vez el odontólogo detecta estas patologías, lo siguiente será prescribir al paciente un test de genética dental. Muy probablemente, este estudio confirmará que el paciente es diabético. El problema no se podrá revertir en este caso, pero sí podrá realizarse el test genético en los hijos del paciente para evitar en ellos los efectos de esta enfermedad.  Si los hijos han heredado la predisposición genética a padecer diabetes, y aún no la han desarrollado, estaremos a tiempo de aplicar medidas dirigidas a prevenir o retrasar su aparición.