Relación entre estrés y salud bucodental, ¿cómo proteger tu sonrisa?

estres y salud oral

Todos acostumbramos a sufrir de estrés en nuestras vidas en algún momento, y algunos más que otros. Puede que incluso seamos conscientes de todo lo que el estrés puede provocar en nuestro cuerpo: desde trastornos de ansiedad y ataques de pánico, hasta una falta de sueño que puede desembocar en somnolencia e irritabilidad.

Pero la estrecha relación que puede haber entre el estrés y la salud oral es un concepto que aún es desconocido para la mayoría de las personas. Desafortunadamente, nuestras bocas se pueden ven tan afectadas por situaciones estresantes exactamente igual como lo hacen nuestros cuerpos y mentes.

Recientes investigaciones han puesto de manifiesto una relación significativa entre estrés y salud oral, lo que nos puede ayudar a entender mejor cómo la ansiedad y la depresión afectan directamente a nuestra cavidad oral.

¿Cómo afecta el estrés a la salud dental?

El estrés puede hacer que rechinemos los dientes por la noche, lo cual puede causarles un daño irreparable. A este tipo de patología se la denomina bruxismo y, en caso de ser diagnosticada, se puede remediar mediante un protector bucal que protege a nuestra mandíbula de la presión involuntaria que ejercemos sobre los dientes.

Por otro lado, cuando la boca no produce suficiente saliva, puede experimentar sequedad crónica. Sin embargo, este síntoma no es exclusivo en un cuadro de estrés, sino que puede ser un efecto secundario común de los medicamentos utilizados para tratar la depresión.

Además, el estrés contribuye a los trastornos de la articulación temporomandibular en muchas formas. Como hemos comentado, el bruxismo es una causa común para una disfunción TMD pero también lo son factores emocionales como la ansiedad y la depresión que pueden desencadenar sus síntomas de forma directa.

Finalmente, algunos estudios han demostrado que el estrés, a largo plazo, afecta nuestro sistema inmunológico, aumentando nuestra susceptibilidad a infecciones como la enfermedad periodontal.

Protege tu sonrisa

Aunque te sientas estresad@, procura no descuidar tu salud oral. Tómate tu tiempo para concentrarte en tu higiene dental diaria y procura no fumar ni tomar alcohol para aliviar el estrés. Estos hábitos son altamente adictivos y pueden tener efectos dañinos en tu cavidad bucal.

Por ello es muy necesario que tomes las medidas adecuadas para reducir el estrés en tu vida: procura comer bien, haz ejercicio y duerme las suficientes horas. Si sufres de ansiedad o depresión extrema y ves que ello está afectando directamente a tu salud oral, pide cita con tu dentista de confianza y busca la ayuda de un profesional médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *